Con la latita ocurrió algo parecido: la corté y a pesar de estar colocada en equilibrio sobre los juncos cortados no acusó el impacto, tardó un instante hasta que decidió caer.

El cuchillo amenazante

Va rápido hacia el objetivo

La está cortando

La cortó y la cabeza cae

El cuerpo no se mueve aún

Sigue en su lugar, no se enteró que le cortaron la cabeza

Enviar correo

SIGUIENTE>>>

Inicio


Curriculum     Cuchillos       Vainas        Estuches

Temple y Dureza        Pruebas de corte     Precios

Videos      Sitios Recomendados        Misceláneas